Pablo Muñoz: no se equivoca el que nada hace...